jueves, 12 de abril de 2012

La risa, símbolo de fecilidad


Reír o sonreír son símbolos de felicidad, pero la risa no sólo nos ayuda a pasar un buen rato, sino que gracias a ella podemos beneficiar a nuestro organismo y a nuestra salud. La risa es como una medicina gratuita, natural y que todos podemos desarrollar como tal, ya que tiene efectos muy positivos tanto a nivel psicológico como fisiológico.

Beneficios fisiológicos de la risa:    
-    Cuando el buen humor desencadena la risa hay un decrecimiento del tono muscular, quedando los músculos fláccidos, provocando una liberación de tensión o de energía excesiva, por lo que sentimos una sensación de relax.
-    Durante la risa hay una reducción y normalización de aquellas funciones orgánicas que se alteran durante el estrés: disminuye la presión arterial, la frecuencia cardiaca, la tensión muscular y decrece la activación.
-    Libera endorfinas, el analgésico natural del cuerpo responsable de provocar sensación de bienestar. 
-    Disminuye la hormona cortisol, relacionada con el estrés sostenido que puede provocar cambios fisiológicos adversos. La risa es entonces, el antídoto.
-    Nuestra agitada respiración durante la risa crea un vigoroso intercambio de aire en los pulmones y constituye un saludable ejercicio para el sistema respiratorio. 

Por último, hay que tener en cuenta que 20 segundos de carcajadas supone el mismo ejercicio para el corazón que 3 minutos de remo.

Efectos psicológicos de la risa:  
-    El humor representa una actividad creativa del ser humano, puesto que lo “risible” no nace de las cosas, sino de la persona misma y la interpretación que hace.
-    La risa y la sonrisa ayudan a superar los problemas que se nos presentan de la mejor manera. Ante una situación que provoca emociones negativas, lo mejor es apelar al humor como herramienta para solucionar y superar el problema.
-    Reírse nos hace sentir vivos y reduce el nivel de estrés.
-    Cuando la persona se ríe de sí misma aumenta su autoestima y desarrolla una actitud de reto o desafío que consiste en hacer frente a las tensiones. El verse a sí mismo desde una perspectiva cómica brinda afecto, entendimiento, apoyo, diálogo, juego y favorece una relación más cercana con los otros.
-    En el trabajo, la gente puede aprender a usar la risa para incrementar tanto la satisfacción personal como la productividad. De hecho, muchas empresas han incorporado el humor en su filosofía corporativa, su estrategia de recursos humanos o sus programas de formación. El humor favorece la innovación,  la motivación, potencia la salud y actúa  en las personas posibilitando el incremento de su productividad.

Por lo general, cuando tenemos algún problema tendemos a preocuparnos, a deprimirnos, etc. Esto en lugar de ayudar empeora la situación. Si en lugar de elegir el sufrimiento, elegimos la risa y aprendemos a encontrar el humor, aún en los momentos difíciles, dejaremos a un lado la actitud compasiva y dejaremos de sentir lástima por nosotros mismos y así, en lugar de la compasión ejercitaremos mecanismos cerebrales que nos ayudarán a encontrar la mejor solución a nuestros problemas. 

Pero recuerda, cada uno es quien decide el camino a seguir para afrontar sus problemas. En este caso, hay que aprender a reír cuando tenemos ganas de llorar, por lo que el primer gran paso para tomarse la vida con humor es sintonizar en positivo y procurar encontrar risas a cada paso.



De    ceroizquierdo.com