domingo, 15 de marzo de 2009

La risa como deporte



 Creo haber llegado a la solución del problema de la Sociedad Protectora de Humor. Las propuestas de remodelación del esencial campo de fútbol de nuestros campeones y de la construcción de un nuevo campo de golf con casitas para nuestros visitantes igualmente millonarios, me dieron la luz. Esta idea positiva se basa en declarar la risa como DEPORTE. Se podría abrir un registro de gente que se ríe, en cualquiera de las vertientes que la risa tenga ( me río por no llorar, me meo de risa, me río de Janeiro, sonrisas y lágrimas, etc) para emparejarlas al fútbol, golf, basket, petanca, tiro con arco, etc). Una vez constituidas estas asociaciones (sin fines de lucro, que suena bien), se solicitaría al gerente de la institución deportiva de cada pueblo, ciudad, pedanía, etc, una subvención para organizar la primera reunión, luego se pediría para la segunda, luego una rueda de prensa, luego una carta a los lectores, luego una queja al defensor del pueblo,etc,etc, para llegar así a hacer que este nuevo lobby consiguiera los fondos necesarios para equipararse con los demás deportes. Es muy fácil, manos a la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada