domingo, 3 de febrero de 2013

La opaca transparencia


1 comentario:

  1. Exactamente, Pep. Porque no tiene respuestas. Jamás las tuvo.
    Solo le movió el afán.

    ResponderEliminar