domingo, 22 de noviembre de 2015

Si te hieren o disparan, es una tragedia, por supuesto, pero...


 Lo dice el humorista Louis CK en uno de sus ácidos monólogos con los que llena los teatros norteamericanos en los que actúa: “Si estás luchando por tu país y te hieren o disparan, es una tragedia terrible, por supuesto. Pero tal vez, si tomas un arma y te vas a otro país y te disparan ¡no es tan raro! Tal vez si recibes un disparo del tipo al que estabas disparando ¡es un poco tu culpa!”.
 El público se monda de risa, por cómo lo explica el cómico, pero tal vez, dicho por otro en diferente contexto, la cosa no tiene ninguna gracia, por lo real del argumento. 
 Porque, tal vez, lo que pensó CK al hacer el guión de su número fue un somero repaso a la historia de la humanidad, centrándola en un solo individuo, en la que la violencia aparece como reiterada e inevitable pauta: Yo te ataco, tu me atacas; o huyes.
 Era yo casi un niño, cuando escuché una frase que me intrigó: “El día que África despierte...”. En mi ignorancia, no entendí el significado. Con los años, la experiencia y las noticias de las simultáneas tragedias, y sus consecuencias, que asolan el continente me han ido revelando el enigma. 
 Era complicado en tiempos pretéritos extender la amenaza. Con los medios actuales todos somos vecinos, pues existen medios dispares y relativamente baratos para plantarte en pocas horas en cualquier lugar del mundo. 
 Además, como recordó Hillary Clinton, no hay que olvidar el hecho de son algunos de los gobiernos “demócratas”, los que favorecen a favor de los terroristas el tráfico de armas. 
Así, todos estamos escandalizados por los atentados, y hay que condenar sin la menor vacilación tal barbarie, “but maybe...”


Pep Roig (Última Hora- Domingo”) 22-11-15

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada